viernes, 14 de enero de 2011

El comienzo a un click

Son muchos los días que han pasado desde que se me vino a la cabeza poder irme de erasmus. En realidad fue mi amiga kukilla (ahora en Napoli) la que hablando me comentó de qué iba y que ella iba a pedirlo. Cuando entras como estudiante universitario sientes un cambio en tu vida: estudias más menos, sales menos más, conoces a más gente y como no, aprendes a elegir y ver la vida de dos formas: estudiar o trabajar. Y es que ahora desde que estás en un sitio en el que tienes que buscarte la vida y que, como te descuides, te pisan y tienes que pensar muy bien lo que haces. No sé si he madurado o qué ocurre pero ahora esos que siempre estaban de cachondeo, pasándoselo bien y pensando que el mundo está ahí para ellos, cuando los miro siento pena. Resumiendo: el mundo no para, móntate o te caerás.

  Llegó mi segundo curso de carrera y ya tenía todo pensado. Pido el erasmus y fuera haré las asignaturas más trabajosas difíciles. Así fue, este curso lo he "diseñado" de manera que el año que viene cuando esté fuera tenga que estudiar mucho y apruebe todo. Llegó el día de pedir los destinos y me puse....... no! Se me olvida. Antes de eso estuve leyendo artículos de otros erasmus de mi facultad, viendo cientos y cientos de programas de viajeros, preguntando en foros, informándome y vamos que si sumo el tiempo que he pasado haciendo todo eso, creo que podría haber aprobado las prácticas de Análisis Matemático este año y no haber tenido que aguantar al pesado demi padre. Eso pasó, aunque mi padre me lo saque todos los días de tema a la hora de almorzar. Llegó el día en el que había que pedir los destinos y lo tenía claro lo que quería: Hrádec, Amberes o Roma, por ese orden.

  Eché la solicitud y esperé con el resto de compañeros hasta el día en el que salían las listas provisionales. Ah! Antes hice una prueba de inglés blah, blah, blah (la aprobé y me sumaron más nota). Salieron las listas. Desde ese momento en mi casa a cambiado todo:
  • Mi madre tiene un estado traumático pensando que su hijo va a dejarla durante 1 año (10 meses).
  • Mi hermana piensa hacer obras en el cuarto y ponerlo a su gusto (compartimos dormitorio). Ella está feliz.
  • Mi padre lo lleva bien, a escondidas. Aprovecha cada vez que puede para amenazarme y dejarme sin erasmus pero no lo conseguirá.
  Todo a cambiado en mi casa, es un caos pero bueno todavía quedaba otra oportunidad para quedarme sin erasmus. Si no hubiera conseguido salir en la lista definitiva, en mi casa se viviría un armonioso ambiente pero no es así. Salgo y no me voy solo. Por suerte (espero), me voy con un compañero (espero no esté leyendo esto) que estudia lo mismo que yo (pero por las mañanas). Da igual, espero nos llevemos bien y me aguante. Creo que es buena persona.

  Al fin, todo ha comenzado. Me voy a Hrádec Kralove o para que os enteréis, República Checa. ¿Por qué me voy  a un país poco conocido y tan chico? Porque buscaba: un país en centro Europa para poder viajar muchísimo y un país que hablaran inglés en la facultad. Una vez conseguido me pongo a redactar donde voy a contar todo lo que voy haciendo: acuerdo de estudios, citas que tenga con los coordinadores, momentos al reservar los vuelos,cómo hago las maletas, y lo más importante: lo bien que me lo voy a pasar allí.

  No quiero dar más envidia espero que a los que les han dado el erasmus se lo pasen muy bien y estén contentos y nada como el mismo título dice 'El comienzo a un click' voy a darle a Confirmar para aceptar la plaza.

Hasta otra.

2 comentarios:

Borja dijo...

Suerte en la República Checa. Me vas a dejar abandonado.

Diego dijo...

Te llevo en el alma hermano. *Rugido*.

Publicar un comentario